Cuando el mundo se detuvo

– ¿Qué quieres? – le preguntó ella.
– Quiero una segunda oportunidad, quiero hacer algo bien. – le contestó.
– No sé cuántas segundas oportunidades nos hemos dado. Empiezo a dudar si vale la espera, simplemente ya no sé qué esperar.

Estaban los dos de pie, mirándose a los ojos, ella veía en sus ojos todo el dolor que quería curar y toda la esperanza que quería sentir, no entendía como él lograba que todo desapareciera con sólo mirarlo. Él la miraba y le dolía ver su decepción, sólo quería encontrar las palabras exactas para hacerle entender que no le haría más daño, que todo era un error, que quería hacerla la mujer más feliz del mundo. Pero se quedó callado, mientras su desesperanza aumentaba. Ella no iba a permitir que la viera llorar, no ahora, no por él. Con un dolor que no había sentido antes, como si una bala hubiera atravesado su corazón, se dio media vuelta, con mil ideas en su cabeza y su alma destrozada.

Sin percibirlo una fuerza la regresó a su sitio, él había tomado su cintura y la acercó. No sabía en qué momento lo pensó, pero se sentía tan bien tenerla cerca, sentir el aroma de su cabello, dulce y tan fascinantemente ella. Estaba tan cerca de ella, que sentía el latido de su corazón cada vez más fuerte, y se mezclaba junto con el suyo. Fue en ese instante, teniéndola cerca, abrazado a su cintura, que las palabras salieron, no de sus labios, sino de su corazón.


coffee2

– Eres lo último que pasa por mi mente al dormir, suelo contigo, despierto pensando en ti. He tratado de todas las formas humanamente posibles de alejarte porque no te merezco. No merezco tu tiempo, no merezco que estés aquí, pero no puedo sin ti. Voy a complicar tu vida, pero te voy a amar como nunca nadie lo hará. Haces que yo haga y diga todo lo que pensé que jamás podría sentir. Eres una luz, eres una energía inmensa y has llegado cuando no quería pero más necesitaba y…

No sabía que más decirle, sólo sabía qué hacer. Tomó su rostro, su piel era tan cálida. Podía ver cada lunar que la adornaba, su cabello castaño y rebelde, sus labios rosa tan perfectos como si hubieran sido dibujados por el mejor artista de todos los tiempos. Aparto uno por uno cada rizo para poder admirar su belleza una vez más. Ella sintió sus frías manos en sus mejillas, lo tenía tan increíblemente cerca. Podía ver su rostro tan perfecto, sus ojos café que hacían que se pierda en sus pensamientos, enmarcados por sus pestañas tan largas. Su piel era tan blanca como el mármol, con un pequeño rubor en las mejillas, casi imperceptible por su barba, la que le daba el aspecto de incomprendido, volvió a ver el chico que la cautivó desde el primer momento. ¿Cómo podían sentir tanto? Sus corazones iban a explotar en miles de pedazos…y de repente el mundo se detuvo, se apagaron todas las luces de la tierra, sintieron que la sangre corría por sus venas y que sus latidos tomaban un mismo ritmo.

coffee1

La besó, no sabía cuánto lo deseaba hasta que pasó. Y ella lo besó, tantas veces había imaginado cómo se sentiría, pero nunca habría podido describir todo lo que en ese momento pasaba por su cuerpo. No esperó nunca sentir pequeñas estrellas en sus venas, chispas saltando de emoción tras cada segundo que pasaba. Y se besaron como nunca habían besado a nadie, se besaron con sus almas desnudas, entregándolo todo. Se besaron porque era lo único que podía salvarlos, porque era la única respuesta a tantas preguntas. Se besaron compensando todo el tiempo que habían divagado por el mundo, soñando con encontrarse y vivir ese momento. Se besaron sin palabra que los interrumpiera, porque cuando el amor se siente, las palabras sobran. Se besaron y comprendieron en ese momento todo lo que habían vivido, porque cada error y cada acierto los había llevado a coincidir en la vida. Se besaron olvidando quienes son, porque desde ese momento sabían que para siempre serían solo uno.

coffee3

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s